Una belleza exótica. La catedral de Zamora

PORTADA ARTÍCULO

Parece que las palabras “catedral” y “gótico” están asociadas irremediablemente y rara vez se piensa en las catedrales románicas. Para eliminar esas ideas, llega nuestra protagonista de hoy, que no es gótica, pero sí es una de las catedrales más bellas y majestuosas de la península.

Decir románico y Zamora es casi lo mismo, ya que es la ciudad española con mayor número de iglesias románicas de España (23 en el término municipal y 14 en el casco histórico, de los siglos XI y XII), siendo su catedral, declarada Monumento nacional en 1889, la más relevante.

La catedral de Zamora, aunque no se hizo en una hora, si se hizo en poco tiempo, ya que se comenzó en 1151 sufragada por el emperador Alfonso VII y fue consagrada en 1174. Poco más de veinte años, toda una proeza, que le confiere una gran unidad estilística y calidad constructiva.

Se sitúa a la cabeza de un grupo de iglesias pertenecientes al  “románico salmantino” , como: Ciudad Rodrigo, Toro, Salamanca y Benavente; que se construyeron durante la segunda mitad del siglo XII, siendo un románico muy tardío incluso en comparación con el románico castellano. (Hay que tener en cuenta que 10 años antes se había comenzado la basílica de Saint-Denis, de estilo gótico, y tan solo 12 años más tarde se comenzaría la catedral de Notre Dame de Paris).

La planta de la iglesia, de cruz latina, es de tres naves y cuatro tramos, con un transepto no muy desarrollado en planta. La cabecera estaba formada por tres ábsides que debían ser parecidos a los todavía existentes de la catedral de Toro, pero fueron sustituidos en el s. XVI por una cabecera gótica.

Superposición de planta con los ábsides originales y planta actual. Vicente Lampérez y Romea, 1901. Ateneo de Madrid.

Superposición de la planta original con sus tres ábsides semicirculares y la planta actual con una cabecera gótica del s.XVI.
Vicente Lampérez y Romea, 1901. Ateneo de Madrid.

 

Su interior transmite una quietud y una sobriedad que recuerdan a aquella de los monasterios cistercienses con su austeridad decorativa. En un principio estaba pensada para ser cubierta por un “sistema a la borgoñona” típico de otras catedrales románicas como Santiago de Compostela. En este estilo, las naves laterales estaban cubiertas por bóvedas de arista y la central por una bóveda de cañón. Las naves laterales aquí sí se cubrieron de esta manera, pero la central se cubrió con bóvedas de crucería.

Bóvedas de la nave central. www.arteguías.com

Bóvedas de la nave central.
http://www.arteguías.com

Bóvedas de arista de las naves laterales. www.romanicoaragones.com

Bóvedas de arista de las naves laterales.
http://www.arquivoltas.com

¿La convierte esto en una iglesia gótica? No, puesto que su concepción tanto formal como estructural es románica. Aunque las bóvedas tienen arcos fajones apuntados (dispuestos en el sentido transversal a la nave) y arcos cruceros, carecen de arcos formeros (deberían estar en el sentido longitudinal), no permitiendo la liberación de la carga del muro ni la apertura de grandes vanos. Aun así si que supone una influencia de la arquitectura gótica que estaba surgiendo en Europa.

Pero sin duda la parte más espectacular del conjunto es el cimborrio de influencias bizantinas que cubre el espacio de intersección entre nave central y el transepto. Nunca antes se había visto algo semejante. Está sostenido por un tambor cilíndrico con 16 vanos, elevado sobre pechinas, que da paso a una cúpula gallonada (formada 16 paños como si fueran “los gajos de una mandarina” separados por arcos pintados en zigzag). En el exterior, esta cúpula se trasdosa con otra de proporciones más estilizadas cubierta con lajas de piedra a modo de “escamas” y con cuatro torretas o templetes de remate sobre las pechinas. Estos elementos (salvo los templetes) también se encuentran en las otras iglesias de este estilo antes nombradas, como por ejemplo en la Torre del Gallo de la catedral antigua de Salamanca.

Vista exterior del cimborrio. Fotografía: Eva Niño Mendizábal.

Vista exterior del cimborrio.
http://www.fotoviajero.com

 

Este paso de la planta cuadrada a la circular mediante pechinas (porciones de casquete esférico de proyección triangular en planta ) no aparece en el mundo hispano- musulmán, pero sí en el Imperio Bizantino (Hagia Sofía, en Estambul), ya que en la península siempre se había solucionado este encuentro con trompas. También hay influencias orientales en elementos de su decoración y la colocación de los”templetes” de la cubierta.

Vista interior del cimborrio. Fotografía: Eva Niño Mendizábal.

Vista interior del cimborrio.
Fotografía: Eva Niño Mendizábal.

Otro elemento importante es el hastial del brazo sur del crucero con su respectiva portada del obispo. Posee una decoración sobria, casi sin trabajo escultórico y con unas proporciones muy alargadas en comparación con otras portadas románicas. La fachada queda dividida en tres partes por la colocación de tres arcos de medio punto sobre columnas estriadas y cornisas con arquillos, que recuerdan al románico francés de Poiteau. Dentro de ellos, la composición se divide en tres niveles: Uno inferior donde se desarrolla todo el trabajo escultórico, uno intermedio con arcos ciegos, y el último, en el que se abre un gran hueco central.

En definitiva, en la Catedral de Zamora cada detalle está perfectamente resuelto: su composición, la talla de los sillares, el cimborrio, la aparición de pechinas, su intencionada sobriedad decorativa, la unidad formal; configurando una de las grandes joyas de nuestro románico.

Puerta del obispo. Fotografía: Eva Niño Mendizábal.

Puerta del obispo.
Fotografía: Eva Niño Mendizábal.

BIBLIOGRAFÍA

“El románico. Ciudades, catedrales y monasterios”. Xabier Barral i Altet. TASCHEN. Colonia, 2001.

“Metrología y composición en las catedrales españolas”. Jose Miguel Merino de Cáceres. Instituto Juan de Herrera. Ávila, 2000.

“Historia de la arquitectura”. J.J. Martín González.Editorial Gredos. Madrid, 1964.

“Historia del arte”, Tomo I, Diego Angulo Iñiguez. Gráficas Cóndor, Madrid, 1954.

http://www.arteguías.com

http://www.arquivoltas.com

http://www.ateneodemadrid.com

 

 

 

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Arquitectura religiosa, Arquitectura románica, España, Iconos de la arquitectura, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s